CEREMONIA DE TEMAZCAL

Esta es una ceremonia  original de los pueblos de América. A través de ella logramos una limpieza o purificación  física,  emocional y espiritual  y es la oportunidad de sanar  los resentimientos y las actitudes negativas con nuestras relaciones.

Esta ceremonia tiene miles de años y se basa en la bendición y la purificación del ser humano a través del  del agua y el calor de la vida.

 

 

En el Temazcal recordamos que venimos del vientre sagrado de nuestra Madre Tierra, el lugar en que fuimos concebidos, alimentados como semilla para llegar a tener la unidad de todos los poderes del Universo. En el temazcal se puede despertar la memoria y darse cuenta cómo se mueve la energía. Para ello, llamamos a la memoria del primer aliento y todos juntos compartimos un misterio, la oscuridad, un momento de profundidad en el Universo en el que el milagro de la vida recrea la unión de la energía masculina y femenina, el equilibrio perfecto de los cuatro elementos.

Cuando entramos al Temazcal estamos volviendo al origen, de alguna manera nos retiramos a lo mas profundo de nuestro ser para desde allí tener la oportunidad de observar nuestra vida con una perspectiva desde la cual vemos la dimensión real de todo lo que nos rodea. Dentro de esta oscuridad tenemos la oportunidad de encontrar la claridad, de vernos a nosotros mismos de la manera como realmente somos y reconocer esos aspectos con los cuales ya no queremos caminar, para así poder trabajar en nuestra transformación.

 

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE?

El Temazcal actúa depurando las vías respiratorias y el aparato digestivo y tonificando el sistema nervioso, así como también ayuda en problemas óseos, musculares y ginecobstétricos a través del calor del baño y las propiedades curativas de las distintas plantas medicinales que en él se utilizan. Desintoxica el organismo, calma la mente y renueva la relación con la sagrado de la vida.